Saltar al contenido
La Mejor tienda del queso de España

Moldes para quesos

Los moldes para quesos,  son unos recipientes, dónde podemos colocar el queso, para que esté en perfecto estado, depende que tipos de quesos debe estar en el frigorífico, y pueden estar fabricados en varios materiales. Son los moldes que se utilizan para elaborar el queso.

Aunque parezca un dato menor, lo cierto es que los moldes para queso, son una de las secuencias fundamentales en el proceso de preparación de estos productos.

Por esta razón, si queremos profundizar en la producción artesanal de nuestros quesos,  o si sólo queremos saber acerca de los procesos, con la intensión de aclarar un poco nuestro punto de vista y convertirse, poco a poco, en verdaderos aficionados, debemos conocer algunos aspectos de estos elementos.

Características de los moldes para el queso

La forma del molde

  1. La forma del molde es lo primero que usted elige, porque, en el queso, la relación entre el contenido y la forma, es de vital importancia para la personalidad o de la constitución del tipo de queso. Encontramos redondas o curvas, cuadrados, rectangulares y otras formas específicas.
  2.  Es importante siempre tener en cuenta que el molde se anticipa a la forma que tomará el queso después de la elaboración.
  3. Si vamos a preparar nuestro propio queso, es mejor no dejarse tentar de formas complejas, ya que la creación se complica o facilita, de conformidad con las características del molde.
  4.  El papel corrugado es uno de los factores que determina la textura del queso.  Pero además la combinación de acanalado, el prensado y el tipo de requesón determinan la formación de la corteza de buena o de mala calidad.
  5. Esto significa que cuanto más grueso y acanalado es, más consistente será la corteza.
  6. El proceso de prensado se compone de varias etapas, que a su vez son funciones de  moldes para queso:

Fase 1

Desuero: mediante la combinación de las características mencionadas anteriormente (estructura acanalada y microperforaciones), se logra una distribución equilibrada de cuajo a través de la forma, lo, que provoca la pérdida de exceso de suero.

Fase 2

Cierre de la corteza: se logra cuando la intensidad de la presión en el molde.

El drenaje se separa de la cuajada del suero y también colabora con la formación de la masa. El éxito de un buen queso depende mucho de cómo se haga el drenaje.

Antes de comenzar la fabricación de los quesos, ya debe estar seleccionado el tipo de molde a utilizar, ya que todos los quesos, necesitan formas para su fabricación. Para la elección del molde deben tenerse en cuenta una serie de características, en función del tipo de queso que ha sido elegido.

Los moldes de queso vienen en dos materiales diferentes, cada uno con su propio propósito.

Acero Inoxidable – Diseñado a la medida para hacer Camembert y otros quesos. La corona reforzada evita la deformación del molde durante el uso.

Polipropileno – Nuestros moldes para queso de polipropileno de grado alimenticio son muy comunes en nuestro país y de gran calidad.

El queso está elaborado con leche,  el moho puede aparecer ya sea en el exterior (como en cualquiera de los quesos blancos que se ven como el Brie o el Camembert, que la corteza blanca floreciente es moho) o en el interior (cuando se ven los pequeños trozos de azul en el queso azul, eso también es moho).

La mayoría de los mohos que crecen en el queso son especies de Penicillium, pero algunos quesos, como el St. Nectaire, desarrollan todo tipo de mohos  en la superficie, la mayoría de los cuales no son dañinos, y de hecho contribuyen al sabor único de ese queso.

Existen diferentes tipos de moldes dependiendo del queso que vayamos a envasar.

Tipos de moldes

Generalmente, los moldes son fabricados en plástico resistente conforme a la norma europea. Tiene forma cilíndrica y en las diversas medidas para hacer queso el peso y el tamaño que usted necesita.

Molde para queso manchego

Este tipo es  estándar.  Hay agujeros en la base que ayuda en el drenaje. La tapa viene con rayas para dar, el grabado al queso.  Hasta 3kg dependiendo de la forma que utilicemos. El peso es siempre aproximado, depende de la leche que utilicemos y el drenaje.

Molde para queso estilo majorero

Esta forma es la clásica de Canarias para hacer el queso majorero. Viene con pleita y tapa. La pleita es una pieza que se introduce en el molde y que facilita el desmoldado de queso.

Viene con forma rayada para ofrecerle ese dibujo característico de los quesos majoreros. Vienen en diferentes medidas que va desde un queso de medio kilo hasta los 3kg precisamente. El peso, como hemos dicho previamente, es aproximado, dependerá de la leche que usemos y del suero que se drena.

Molde con rejilla para queso tipo fresco

Estos moldes de plástico tienen sus paredes perforadas para hacer más simple el desuerado. Utilizable en numerosas medidas para llevar a cabo un queso fresco desde 60gr. hasta 1kg.

Paños para los moldes de queso

Existen las muselinas que necesitas para elaborar el queso. Dependiendo del molde que poseas te mostramos las medidas más usadas.. Las dos medidas,  que más se utilizan son 50×50 y 65×65.

Hay moldes para quesos con Designación de Origen cuando la forma del molde es la forma del queso. El queso de Tetilla gallego pertenece a los muchos ejemplos con ésta característica.